ESOS DETECTIVES.

 

Unos personajes creados por la escritora Agatha Christie fueron los grandes protagonistas del último café literario del pasado jueves.
En esta ocasión, el tema principal del debate era la novela de detectives, también conocida como novela policíaca. Un tema muy amplio y abierto donde la diversidad de gustos puede ser enorme.
Acudía como público, en otras ocasiones he participado abiertamente en estos encuentros, por lo que iba más que relajado sin tener que prepararme nada. Quieras o no, cuando uno interviene además de tener siempre algo a mano para comentar, andas preocupado por la asistencia de público y esas cosas.

El lugar de encuentro se encontraba a veinte kilómetros de mi domicilio, un recorrido que hice sin apenas tráfico, lo que me invitaba a pensar y me acordaba de algunos personajes detectivescos. Holmes, Sherlock Holmes, fue el primero que acudió a mi mente. Ese personaje tan archiconocido por todos, lectores y no lectores. Tan conocido que cuando se nombra, se sabe de quién hablamos, pero muy pocos conocen a su autor. Digamos es el típico personaje de ficción que se hizo más famoso que su creador.
Sin embargo, sabemos que su leyenda está llena de contradicciones. Una de ellas es la famosa frase: “Elemental, mi querido Watson”. Frase que nunca fue pronunciada por Holmes, en ninguna de sus aventuras. Sí es correcto que el detective, en alguna ocasión (no siempre), pronuncia la palabra «elemental» y en otras «mi querido Watson» pero por separado y en contextos diferentes, nunca juntas. La primera vez que apareció la famosa frase, fue en una película de 1939 (nueve años después del fallecimiento de Conan Doyle) titulada Las aventuras de Sherlock Holmes. Por lo tanto, digamos que es una frase “de cine”.

Bueno, vamos a lo que vamos, al llegar al local, me sorprendió que hubiese tantas personas. Y sobre todo, porque a esa hora daban en televisión uno de esos encuentros de fútbol, catalogados como “un clásico”. Y, una vez más, me sorprendía que el público en general fuese femenino, salvo un par de hombres. Sentados ambos juntos y parecidos físicamente, deberían ser familiares.
El evento llevaba ya casi media hora comenzado. En ese momento transcurría la reunión con un largo y rápido recorrido por los distintos personajes que se encontraban en este tipo de novelas.


Se hizo hincapié en el género literario, y en sus subgéneros. Intentaba explicar uno de los ponentes la diferencia entre la novela policiaca, detectivesca y la de misterio. Te soy sincero, y la verdad que aquella exposición no quedo nada clara, y vi cara de confusión e incluso de contradicción entre el público asistente.
Una mujer alzó la mano y, cuando le dieron su turno, planteó una cuestión que hizo que fuese la estrella del “ratito literario”. Lo fue, porque hasta ese momento no intervenía nadie, salvo los ponentes y, cuando ella se levantó de la silla, se dirigió no solo a los ponentes, sino también a los asistentes. Su mirada nos visitó a todas las personas que allí nos encontrábamos, diciendo:

 Me vais a perdonar, pero me gustaría preguntaros algo. ¿Cuál de los personajes de Agatha Christie os gusta más, Monsieur Poirot o la señorita Marple?

 Y otra, ¿cuál es la novela de Agatha que más os ha gustado?

Tirando de recuerdos, te cuento que fue una escritora que leí bastante en mi adolescencia. Aquellos libros pequeños, de bolsillo, esas portadas y aquel índice de personaje al inicio de la novela, me acompañaron en algunos veranos juveniles. Aunque siempre fui de Holmes, estas novelas de Agatha eran más asequibles y fáciles de conseguir e hizo que es esos veranos tanto Poirot como Miss Marple, me acompañasen en la siesta diaria.

Hubo diversidad de opiniones en cuanto a estos dos personajes. Es cierto también que la mayoría eligieron a la señorita Marple. Una cosa curiosa a reseñar, los tres varones que asistíamos a la charla, elegimos al cansino y engreído Hércules Poirot.
Sobre la mejor de sus novelas, hubo más coincidencias, “Asesinato en Orient Express” fue de la más nombrada, precisamente en esa el detective belga es el encargado de resolver el misterio. Otra de la más sonada fue “Señorita Marple y 13 problemas” en la que Miss Marple era la encargada de descifrarlos.

Y tú, seguro que has leído algo de esta escritora. ¿Qué personaje es el que más te gusta? Y de sus novelas, ¿Cuál es tu preferida? Si, sé que estás pensando que no he dicho nada sobre mi gusto. Fíjate, la que más me gustó y tengo mejor recuerdo es una donde no participaba ninguno de los dos detectives. Me refiero a “Diez negritos”.

¡Te toca a ti! Cuéntanos tus preferencias.