LIBROS DE MIEDO (Diego Santos Márquez).

LIBROS DE MIEDO (Diego Santos Márquez).

O de ¡TERROR!

Voy a empezar reconociendo que no soy muy adicto a este género de novelas. Sí, sé que es uno de los géneros más populares, y también decirlo que han dejado personajes que forman parte de nuestro imaginario cuando pensamos en este tipo de novelas, como por ejemplo el Drácula de Bram Stoker , el Frankenstein, de Mary…, o cualquiera de las narraciones de Edgar Alan Poe.

Sí llamarme antiguo, como me comentó un tertuliano en esas charlas con café que a veces tengo el privilegio de tener con gente que ama a los libros. Por supuesto, que hay muchos y más modernos, aunque no por ellos mejores. Eso sí, hay que hacerle un hueco a Stephen King, con una serie de novelas altamente tenebrosas y de auténtico miedo. Desde su famoso “IT” hasta cualquiera de sus últimas novelas.

Voy a reseñar algunas de las novelas que considero que son de las más leídas, te pido que si has leído alguna de ellas la comentes o si hay alguna que te ha llamado la atención, te ha gustado y no está en la lista, también nos lo haga saber. ¿Vale? Pues vamos a pasar lista:

• Misery, de Stephen King
• El gato negro, de Alan Poe
• Vuelta de tuerca, Henri James
• El extraño caso de Dr. Jekyl y Mr. Hyde – R. L. Stevenson
• Hotel Transylvania – Chelsea Quinn Yarbro
• El vampiro – John William

Es una lista muy escueta, no he querido repetir autor, por lo que es bastante fácil que nos cuentes algún título que hayas leído. Ah, por favor nos indica si te gusta este tipo de novelas.

Como regalo de hoy, os dejo este enlace para que podáis ver la película corta del Gato Negro, de Alan Poe.

Bueno sobre mi novela, ya he contado algunas cosas, y vamos a seguir hasta que “dé a luz” o mejor dicho aparezca ya publicada. Un personaje femenino, joven, audaz, con ganas de comerse el mundo. Ella de Jerez, de esa tierra de vinos, se ve trabajando en un despacho de abogado en Santander, por unas circunstancias que conocerás cuando leas la novela.

Gracias como siempre por acompañar, por dar calor a este rincón, y de corazón súper agradecido de tu presencia por este rincón.

Hasta la próxima.

Diego Santos.

VIAJE LIBRERO (Diego Santos Márquez)

VIAJE LIBRERO (Diego Santos Márquez)

Los libros de viajes.

Esos libros escritos en primera persona, que describe un viaje con numerosas observaciones sobre el paisaje, la geografía, la flora. Todo ello con función documental y a la vez literaria, se podría decir que son los libros de viajes. Eso creo, más o menos.

Estoy descubriendo este género, ya que me parece a la vez una novela de aventuras mezclada con un diario personal, y con una documentación histórica. Se mezcla, ficción y realidad, pasado y presente.
Tengo un amigo lector, apasionado de estos libros, me invita a sumergirme en ellos siempre con la frase de hacerme saber que no está hablando de guías de viajes, sino de relatos de viajeros o turistas que narran sus experiencias. Y acaba diciéndome, si estos te llevan a la reflexión o te hacen soñar con aventuras imposibles, es que es un buen libro de viaje.

Como ya expuse, no es un género que haya leído mucho, por lo que además de hablar con mi asesor literario, mi amigo, me he puesto a buscar libros de viajes recomendados, y entre otros me han salido estos:

  • Los senderos del mar, de María Belmonte
  • Javier Reverte y su Trilogía de África.
  • El último tren a la zona verde, de Paul Theroux
  • Viajes y otros viajes, de Antonio Tabucchi

¿Y tú, has leído algún libro de viaje?
¿Qué te parecen?

Como dije antes, los estoy descubriendo y la verdad es que me estar sorprendiendo gratamente, nunca le preste atención pensando erróneamente que sería algo parecido a una guía, y es un género extraordinario, donde se aprende a la vez que se sueña. Una de mis tareas literarias, es leer más libros de viajes.

¿Mi novela? Esperándola con mucha ilusión. Otro de los personajes, es un hombre mayor, bonachón, detective privado que es un poco maniático, además de utilizar algunas palabras o más bien insultos que se utilizaban en el mal llamado Siglo de Oro Español, ya que duro más de un siglo, pero este es otro tema.

Abrazote grandote por acompañar por estos lugares. Y las gracias, como siempre.

Diego Santos.

BUENOS NOVIOS (Diego Santos Márquez)

BUENOS NOVIOS (Diego Santos Márquez)

La literatura y la música, un tándem perfecto.

La relación entre la música y la literatura ha sido de las más antiguas y provechosas colaboraciones que se han producido entre las distintas manifestaciones del arte. Han estado ligadas desde la época de los trovadores los cuales ligaban la poesía con la música. En estos días de pandemia, han sido dos medicamentos que nos han acompañado y nos ha entretenido bastante.

Un debate, o discrepancia entre los seguidores de ambas manifestaciones, ha sido que en los últimos años se ha incentivado gracias a la obtención del Premio Nobel de literatura por Bob Dylan, en 2016. Muchos piensan que la lírica de Dylan es una poesía avasallante que se ha ganada la admiración y respeto de muchos escritores y críticos de literatura. Otros, consideran que no es ético ni normal que un músico se lleve el Nobel de Literatura.

Volviendo las artes, tenemos que reconocer que hay muchas canciones inspiradas en grandes éxitos de la literatura, como por ejemplo:

‘Lobo-hombre en París’, La Unión. En este cuento del célebre novelista francés Boris Vian, un lobo carente de ferocidad y manso se convierte en hombre después de que el mago de Siam le pegue un mordisco. En su nueva piel, decide bajar a la ciudad e integrarse en la sociedad, pero la ruindad de estas criaturas le obliga a volver al bosque y seguir con su vida animal. Eso sí, guardando un sentimiento de venganza contra la maldad del hombre.

“Caminante no hay camino’, Joan Manuel Serrat. Es uno de los poemas más famosos de Antonio Machado, de la vida y la muerte y, sobre todo, de la pérdida de su amada Leonor.

Peter Pan’, El Canto del Loco. J. M. Barrie dio vida al niño al que tantos esperaron cada noche en la ventana: Peter Pan, un chico que se negó a crecer y que vivó su niñez luchando contra piratas e indios.

Hay un sinfín, y es clara que esa relación siempre ha existido entre esas dos materias del arte y la cultura. ¿Tú qué opinas?

  • ¿La literatura y la música se relacionan?
  • ¿Alguna canción que recuerdes inspirada en la literatura?
  • La pregunta más polémica ¿Crees que el Premio Nobel de Literatura a Dylan, es correcto, para ti?

Como siempre, a contestar por preguntar: Para mí, si existe esa bonita y bella relación, ya que hay canciones inspiradas en escrito, y también hay escritos inspirados en canciones. Y eso, me parece a mí, es una prueba de cargo de ese encuentro entre ellas.
Sobre Dylan, vaya por delante que me gusta y no le niego sus méritos poéticos. Él es cantautor, músico, compositor de canciones, pero no es escritor.

Queda menos para que me vaya llegando ya las “tripas” de mi novela, para su revisión antes de la impresión. Os cuento algo, el ajedrez aparece en la misma como un decorado a veces y otras dándole refuerzo y porque no decirlo, forzando un enroque en la trama.

Agradecerte de corazón tu compañía por este blog, además de ser un valor añadido, tú presencia le da mucho oxígeno.
Gracias. Hasta la próxima.

Diego Santos

ERAN DIEZ  (Diego Santos Márquez)

ERAN DIEZ (Diego Santos Márquez)

O simplemente, Diez negritos.

Esta semana ha habido un alboroto dentro del mundo literario.   A raíz de una novela Agatha Christie, la gran escritora suspense y misterio que tan buenos ratos nos ha hecho pasar.  Sin olvidarnos, de que ella por sí ya tenía bastante misterio que la acompaño hasta el día de su muerte.

 Diez negritos, uno de sus libros más exitosos, a propuesta de su bisnieto James Prichard, para “acabar con el racismo” ha pedido el cambio del título en la edición francesa y española, donde pasará a llamarse “Eran diez”.   Explica el familiar, que en 1938 “el lenguaje era diferente”, pero  ahora no lo ve adecuado y por eso procede al cambio.

Hay que reseñar, es de justicia, que este título ha sido cambiado en varias ocasiones en distintos países.   “Y no quedo ninguno” es el título con que fue modificado en Estados Unidos.  “Diez indiecitos” fue otro de los títulos que se utilizó en otros lugares.  No tenemos que olvidar que el titulo original hace referencia a una canción infantil.

Se ha creado mucha polémica al respecto. Están los partidarios de este cambio que afirman que en estos tiempos en que vivimos no se debe de comercializar con esos tipos de títulos. Y por supuesto, aquellos que consideran una barbaridad cambiarlo, ya que – según estos últimos- no hemos de esconder el pasado porque no corresponde con la realidad. La sociedad ha sido homófoba, sexista, y no hemos de olvidarlo para intentar ser mejores.  Acaban manifestando.

Que piensas al respecto:

¿Se debe cambiar el titulo por los motivos expuestos por sus familiares?

¿Crees que es justificable cambiar el tituló a una novela de una escritora fallecida?

Hay opiniones para todos los gustos, y como decía mi abuela de colores está llena la vida.  Como siempre, para animarte a opinar doy el primer paso, expresando mi opinión:  Creo que no ayudará mucho a combatir y luchar contra el racismo cambiar el título de una novela legendaria.  En estos días tenemos muchas más herramientas para luchar contra ello, y desgraciadamente no la estamos utilizando debidamente.

Os dejo un enlace, por si queréis ver la película de esta novela, en español, en su versión de 1945.

Siguiendo esperando que mi novela salga a la luz, contarte otra cosita, un policía municipal tiene su sitio en el desarrollo de la novela, aunque no aparezca hasta pasado algunos capítulos.

Gracias como siempre por acompañarme, compartir este ratito y si opinas, te lo agradezco doblemente.

Hasta la próxima.

Diego Santos

LA BUENA ESPOSA o Las escritoras olvidadas (Diego Santos Márquez)

LA BUENA ESPOSA o Las escritoras olvidadas (Diego Santos Márquez)

Olvidadas e ignoradas.

En unos días, el viernes 19 de octubre, se estrena una película en nuestros cines de toda España muy interesante, que deberíamos ver para recordar a las olvidadas. A esas escritoras que el mundo literario ha ignorado.
“La buena esposa” basada en la novela de Meg Wolitzer, escritora americana, será protagonizada en la pantalla grande por Glenn Close y Jonathan Pryce, una representación de como la literatura no ha hecho visible a las escritoras.

Joan Castleman, mujer de un famoso escritor norteamericano, acompaña a su marido a Helsinki, donde recibirá un prestigioso premio literario. Ya en el avión, el lector se entera de que pase lo que pase, después de toda una vida juntos, ha decidido dejarle. En un texto muy ágil, típico de Wolitzer, se van desarrollando dos temas paralelos: el triunfo literario de Joe y su pasión por las mujeres, y la frustración creciente de una mujer que, de joven, quería convertirse en una gran escritora. Pinchando aquí podrás acceder al tráiler de la película.

 

Si hace meses en este blog hablábamos de los personajes femeninos  de las novelas, relatos… que también le ha costado “aparecer” y “visionarse”, hoy nos toca aprovechando que este fin de semana el mundo del cine nos trae esa magnífica obra, comentar opiniones y gustos sobre las escritoras.

Las mujeres, en la literatura, tienen la dificultad de llegar y la facilidad de desaparecer, es una frase de un articulista masculino cuyo nombre no recuerdo, pero la frase tiene tanto impacto y verdad, que es difícil olvidar. La prueba es que Fernán Caballero tuvo que esconder su feminidad con un pseudónimo para poder publicar y las que eran libres como Gertrudis Gómez de Avellaneda fueron muy castigadas” y obviadas.

Más cercana a nuestros tiempos, recordar a “Las Sin sombreros” que pudimos ver en un documental que emitió hace algunos años RTVE, tratando de recuperar la memoria de las artistas e intelectuales de la generación del 27 que apenas aparecen en los libros de Historia, como Maruja Mallo, Marga Gil-Roësset, María Zambrano, María Teresa León, Josefina de la Torre, Rosa Chacel, Ernestina de Champourcín o Concha Méndez, entre otras.

Seguro que tienes alguna escritora favorita. O alguna que te haya sorprendido bastante y, por supuesto alguna que puedas recomendarnos. ¡Vale, empiezo yo! Agatha Crhistie, fue de las primeras que leí y a la que me enganché, Jane Austen…
Más actual, por ejemplo Isabel Allende, Rosa Chancel, Almudena Grandes… seguro que me dejo algunas de las que me gusta. El olvido con ellas es algo que llevamos de raíz. Esperemos que las próximas generaciones le den la luz y claridad que se merecen.
Venga te toca a ti.

 

¿Escritora o autora favorita?
¿Libro a recomendar de una escritora?
¿Alguna escritora más que debería ser nombrada en este post?

Gracias por “caminar” por estos lares, siempre tú compañía además de ser agradable, aporta mucho, mucho…
Diego Santos Márquez

 

LAS BIBLIOTECAS CASERAS.  (Diego Santos Márquez)

LAS BIBLIOTECAS CASERAS. (Diego Santos Márquez)

¿Cómo ordenas tu biblioteca?

 

El otro día buscaba un libro de Alberto Méndez, concretamente “Los girasoles ciegos”.  Me lo había pedido mi hija para un trabajo del instituto. Sabía que lo tenía, lo leí hace ya algunos años. Cuando me puse a buscarlo no lo encontré, después de casi media hora mirando libros en una estantería y otra. En un cuarto y en el otro también. Debí dejarlo porque la búsqueda no dio el resultado apetecible, que no era otro que el encontrarlo.

Además de comprar uno nuevo, me dio que pensar en el tema de organizar semejante cantidad de libros sin desfallecer en el intento. Me puse a mirar y hablar con lectores que me constan tienen también una cantidad importante de libros, y tuve ocasión de leer un manual de ordenaciones en el que se señalaba una serie de clasificaciones que pueden parecer perfectas o desechadas para cada cual.
Te voy a enumerar algunas de ellas y después, eso sí, me das tu opinión sobre ellas, o nos comenta alguna otra distinta a las que se va a relacionar. Va a ser divertido y quizás a algunas personas nos venga bien, me incluyo entre ellas.

• Ordenación por orden de lectura.
El método más romántico de todos, uno va ordenando su estantería o peldaños con los libros que va leyendo, ese sería el orden. Aunque en el paso del tiempo y la cantidad de libros leído, va jugarle una mala pasada a tu memoria y buscar un título será un caos.
• Ordenación por autor.
No es un mal método siempre que no fuesen tal cantidad de autores, aunque quizás una balda o dos de la estantería podría ser interesante completarla con tus autores favoritos. Pero después volveríamos al revuelto, al caos.

• Ordenación alfabética.
Esta fórmula es más un clásico de los grandes almacenes y librería al por mayor, por practicidad de los vendedores. En una librería, en la tuya o la mía, pienso que sería un batiburrillo poco elegante que sería horroroso.

• Ordenación por colores.
Las personas que eligen el primer golpe de vista quizás opten por esta opción, pero sin lugar a dudas para mí, al menos, es la peor de todas ya que se tienen los libros como si fuesen un adorno, sin valorar el contenido, autor, ni nada. Solo la estética a la vista.

• Por género literario
Un clásico entre los clásicos. La novela con la novela, la poesía con la poesía, el teatro con el teatro. Es un tema tan perfecto que no me gusta, y además habría que catalogar, y hay obras que no es fácil catalogarlas.

• El más absoluto caos
Es un método que cuenta con el encanto del desaliño. Demuestra pasión por la lectura. Y con la dificultad de la búsqueda encontramos joyas olvidadas, como una especie de segunda oportunidad.

Hay otras ordenaciones, como “la idiomática”, “por nacionalidad de autor”, la “clasificación decimal universal” (la de las bibliotecas) y por último la que “decida el instinto” que debe ser el desastre total.

Acompañantes, cuéntanos algo:

¿Cómo es tu librería?
¿Cómo esta ordenada?
¿Cuál de los métodos señalados te gusta más? ¿Y menos?
¿Otro tipo de ordenación?

Gracias mil, por estar siempre ahí. Os quiero, acompañantes.