Personajes literarios femeninos.

En la literatura universal, como suele suceder desgraciadamente en la vida, el papel femenino siempre ha estado más oculto que el masculino. Aunque en menor intensidad en la ficción. Si te pones a pensar en los distintos personajes literarios, probablemente te sea más fácil acordarte de ellos, al menos si lo haces rápido.
Cuando profundizas, te das cuentas que hay muchos más personajes femeninos que han recorrido las distintas obras escritas, pese que por los motivos que sean, siempre han sido más invisibles. Personajes principales, otros que han tenido mucho que ver en la forma en que la trama discurría… Creo que es de recibo que le dediquemos este post, y comentemos algo sobre ellas.

Pensando mientras escribo estas líneas, se me viene a la cabeza Enma Bovary, la protagonista de Madame Bovary. Sobre ella, llegó a decir su creador Gustave Flauber, “Madame Bovary soy yo”. Quizás sabiendo la fuerza que tenía ese personaje que le hacía sombra y también pensando en esa trama, la mujer insatisfecha y adultera, muy frecuente en el siglo XIX.
Lolita, de Vladimir Nabokov, un ruso nacionalizado estadounidense, que narra la historia de una ninfa, de una niña mujer. Hasta nuestra lengua se pone revoltosa cuando pronunciamos ese nombre “Lolita” (prestale atención al movimiento de la lengua mientras pronuncias ese nombre) . Alguien que representaba la maldad y la ambición es Lady Macbeth, una de las obras de archiconocido Shakespeare. También, Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll, una divertida y maravillosa historia de una niña que perseguía un conejo blanco. Toda una novela feminista, aunque escrita por un hombre, me refiero a Anna Karerina de León Tostói.

Y muchas, muchas más. Necesitaríamos varios post para comentarlos, pero al menos vamos a nombrar algunas:
Dulcinea del Toboso, en “El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha” de Cervantes. Jane Eyre, en Jane Eyre de Charlotte Brontë. Fortunata y Jacinta en la obra del mismo nombre de Benito Pérez Galdós. Josephine, “Jo” March, en Mujercitas de Louisa May Ascott. Dorothy, en el Mago de Hoz de Lyman Frank Baum. Miss Jane Marple, en varias novelas de Agatha Christie. Tita, en Agua para Chocolate de Laura Esquivel.
Bernarda Alba, Scarlet O´Hara, Lisbeth Salander, Alicia Gris…
Si rebuscamos vamos a encontrar una cantidad enorme de personajes que han tenido una parte esencial en el desarrollo de todas esas tramas literarias. Aunque parezca mentira, al menos me da esa impresión, pese a que en la mayoría de las ocasiones se le ha dado una puesta en escena inferior, ellas han logrado situarse en el papel que le corresponde, teniendo un papel estelar en el desarrollo de las distintas historias. Me acuerdo así de “sopetón” de Alicia Gris, la he nombrado antes, uno de los personajes de la última entrega que cierra la saga del Cementerio de los Libros Olvidados. Este personaje tiene tanta fuerza que hace invisible al propio Fermín Romero de Torres e incluso a Daniel Sempere, el protagonista principal de toda esa obra.

Veía necesario “hablar” de estos personajes, y tú seguro que tienes algo que contarnos sobre ello. Para romper el hielo, van dos preguntas:

-¿Tú personaje favorito femenino?
– Seguro que recuerdas algunos de esos personajes que aquí no hemos nombrado. ¿Nos lo cuentas?

Como siempre, gracias mil por “pasar por aquí”.

Diego Santos Márquez