O simplemente, Diez negritos.

Esta semana ha habido un alboroto dentro del mundo literario.   A raíz de una novela Agatha Christie, la gran escritora suspense y misterio que tan buenos ratos nos ha hecho pasar.  Sin olvidarnos, de que ella por sí ya tenía bastante misterio que la acompaño hasta el día de su muerte.

 Diez negritos, uno de sus libros más exitosos, a propuesta de su bisnieto James Prichard, para “acabar con el racismo” ha pedido el cambio del título en la edición francesa y española, donde pasará a llamarse “Eran diez”.   Explica el familiar, que en 1938 “el lenguaje era diferente”, pero  ahora no lo ve adecuado y por eso procede al cambio.

Hay que reseñar, es de justicia, que este título ha sido cambiado en varias ocasiones en distintos países.   “Y no quedo ninguno” es el título con que fue modificado en Estados Unidos.  “Diez indiecitos” fue otro de los títulos que se utilizó en otros lugares.  No tenemos que olvidar que el titulo original hace referencia a una canción infantil.

Se ha creado mucha polémica al respecto. Están los partidarios de este cambio que afirman que en estos tiempos en que vivimos no se debe de comercializar con esos tipos de títulos. Y por supuesto, aquellos que consideran una barbaridad cambiarlo, ya que – según estos últimos- no hemos de esconder el pasado porque no corresponde con la realidad. La sociedad ha sido homófoba, sexista, y no hemos de olvidarlo para intentar ser mejores.  Acaban manifestando.

Que piensas al respecto:

¿Se debe cambiar el titulo por los motivos expuestos por sus familiares?

¿Crees que es justificable cambiar el tituló a una novela de una escritora fallecida?

Hay opiniones para todos los gustos, y como decía mi abuela de colores está llena la vida.  Como siempre, para animarte a opinar doy el primer paso, expresando mi opinión:  Creo que no ayudará mucho a combatir y luchar contra el racismo cambiar el título de una novela legendaria.  En estos días tenemos muchas más herramientas para luchar contra ello, y desgraciadamente no la estamos utilizando debidamente.

Os dejo un enlace, por si queréis ver la película de esta novela, en español, en su versión de 1945.

Siguiendo esperando que mi novela salga a la luz, contarte otra cosita, un policía municipal tiene su sitio en el desarrollo de la novela, aunque no aparezca hasta pasado algunos capítulos.

Gracias como siempre por acompañarme, compartir este ratito y si opinas, te lo agradezco doblemente.

Hasta la próxima.

Diego Santos