Aquellos “Cómics”

 

Recuerdo con cariño e incluso con algo de nostalgia, aquellos domingo donde después de visitar a mis abuelos, sacarles algo de dinero y para completar pedirles el resto a mis padres, casi lograba tener una recaudación adecuada para asomarse al quiosco de García, para allí intentar comprar algún tebeo de los que colgaban en unas cuerdas interiores que sabiamente el quiosquero cambiaba cada semana, tal y como hoy en día se cambian los escaparates.
Como por recordar no quede, también se me viene a la cabeza que una vez los leía, los agrupaba en una bolsa grande, similares a las que hoy en día llevamos para hacer la compra doméstica, a buen recaudo y en ocasión intentaba cambiar algún ejemplar con amigos o conocidos. Claro, eso de atesorar y guardar tebeos hacía que a veces me perdiese de beber algún que otro “perchelera”, vino de la época que tomábamos los más jóvenes que queríamos parecer más mayores.

 

 

La historieta, tebeo o comic español, tuvo su boom en los finales de los años setenta. Y la denominación de “tebeo”, en muchos lugares se le denominaba así, viene dada por la revista TBO, una de las primeras de este género en España.
Claro, en la época que te hablo, mi época infantil y “cuasi” adolescente, era los tiempos de Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, el Botones Sacarino, Pepe Gotera y Otilio, Rompetechos… Este último era uno de mis favoritos, junto a 13 Rue del Percebe, obra del gran Francisco Ibáñez. Eran de las tiras que me gustaba encontrar en el tebeo semanal, ya que visitar aquellas casas con guasa y humor era algo de obligado cumplimiento. Al menos, para mí.

 


Luego aparecieron los Comics, historias que constituyen un relato a través de los dibujos. Ni que de decir, que fue y sigue siendo un recurso educativo, ya que se fomenta la lectura, entre otras cosas. Jabato, Capitán Trueno, los superhéroes de Marvel, llenaron también nuestros rincones y habitaciones.
También el comic erótico se asomaba en los años ochenta, y recuerdo así de sopetón, a Lucífera, Manolo e Irene, la Judía Verde…
Ellos, los cómics, han logrado estar al lado de cada generación, y en estos momentos tiene su público, incluso en los juegos de consolas e informáticos han logrado colarse. Los “Manga”, comic japonés de historietas en general, muy famosas y que abarcan una variedad de género y publico diverso sobreviven en estos tiempos con muchísima aceptación.

Y tú, que nos cuenta.
¿Tus primeros cómics?
¿Tus preferidos?
¿Anécdotas sobre los comics?

Seguro que tienes algo que compartir. Y como siempre darte las gracias por andar por estas líneas.
Un abrazote.