La novela negra.

Hoy hablamos de este género, que para mí es el más popular aunque también hay que decirlo el más menospreciado por la llamada “crítica intelectual”. Y es, popular, desde que el gran Poe nos lo enseñará a través de su magnífico detective Augusto Dupin.
Se asocia, se compara, se mezcla este tipo de novela a la novela “policiaca”. Originalmente se difundía a través de revistas e iba destinado a un público trabajador y menos pudiente. En estos años atrás muy actualidad en los Países nórdicos, donde tienen grandes autores en esta materia. Basta con nombrar entre otros a Camilla Läckberg, Ása Larsson, Stieg Larsson…

Si tuviese que escoger, uno de mis favoritos es el francés Pierre Lemaitre, y ya puestos su obra “Vestido de novia”. Genial, con unos giros inesperados y con un lectura que te atrapa. ¡Te la recomiendo!
Muchos son los autores que se podría reseñar desde Agatha Christie a Henning Mankell, por nombrar algunos más. Por cierto este último tiene una frase que siempre la recuerdo, porque me impacto mucho cuando la leí. Era un adolescente todavía…jaja. Decía algo así: “su larga carrera de policía le había enseñado que no había asesinos, sino personas que cometían asesinatos”.

Para poner un poco de orden al post de hoy, algo desordenado y a saltos, quiero reseñar que la novela negra surge en Estados unidos, allá por los años 20 y, salvo mejor opinión, que para diferenciarla de la novela de policía o crimen había que tener en cuenta el entorno y la atmosfera que envuelve las profundidades de los protagonistas. Si prestamos atención a los clásicos, los protagonistas están bien plasmado con un personalidad compleja, cínica y atormentada. Hoy en día, la novela “Noir” es más descafeinada, al menos así me lo parece, y se confunde más con la policial, aunque no hay que dejar de reconocer que son “primos hermanos”.

No se sí me estoy liando, pero volviendo a las diferencias entre una y otra también están los argumentos violentos, la decadencia social y los personajes, que como ya hemos comentado antes, se encuentra en un estado de pesimismo, abatidos y decadentes. Recuerdo otra cosa que leí en una revista literaria, que contaba que el apelativo “negra” se debe a los ambientes oscuros donde se llevaban a cabo los sucesos. Y, sí, creo que es así.

Bueno, para ir acabando voy a ir nombrando algunos autores españoles de este género de novela, por ejemplo Víctor del Árbol, Alicia Giménez Bartlett, Juan Madrid… Este año pasado, 2017, el escritor Arturo Pérez-Reverte nos dejó Eva”. Una novela que tiene todos los ingredientes que hemos ido comentando y que incluso a superado a su anterior novela  «Falcó», que también se incluye en este tipo de libros.

 

 

¿Qué nos contáis, al respeto?
¿Os gusta este género literario?
¿Autor o novela que nos recomienda?

Como siempre, es un lujo tenerte por aquí.  Si quieres comentar algo, te lo agradeceré.  Y también podrás contactarme ¡Hasta otra!

Diego Santos Márquez