Los libros de viajes.

Esos libros escritos en primera persona, que describe un viaje con numerosas observaciones sobre el paisaje, la geografía, la flora. Todo ello con función documental y a la vez literaria, se podría decir que son los libros de viajes. Eso creo, más o menos.

Estoy descubriendo este género, ya que me parece a la vez una novela de aventuras mezclada con un diario personal, y con una documentación histórica. Se mezcla, ficción y realidad, pasado y presente.
Tengo un amigo lector, apasionado de estos libros, me invita a sumergirme en ellos siempre con la frase de hacerme saber que no está hablando de guías de viajes, sino de relatos de viajeros o turistas que narran sus experiencias. Y acaba diciéndome, si estos te llevan a la reflexión o te hacen soñar con aventuras imposibles, es que es un buen libro de viaje.

Como ya expuse, no es un género que haya leído mucho, por lo que además de hablar con mi asesor literario, mi amigo, me he puesto a buscar libros de viajes recomendados, y entre otros me han salido estos:

  • Los senderos del mar, de María Belmonte
  • Javier Reverte y su Trilogía de África.
  • El último tren a la zona verde, de Paul Theroux
  • Viajes y otros viajes, de Antonio Tabucchi

¿Y tú, has leído algún libro de viaje?
¿Qué te parecen?

Como dije antes, los estoy descubriendo y la verdad es que me estar sorprendiendo gratamente, nunca le preste atención pensando erróneamente que sería algo parecido a una guía, y es un género extraordinario, donde se aprende a la vez que se sueña. Una de mis tareas literarias, es leer más libros de viajes.

¿Mi novela? Esperándola con mucha ilusión. Otro de los personajes, es un hombre mayor, bonachón, detective privado que es un poco maniático, además de utilizar algunas palabras o más bien insultos que se utilizaban en el mal llamado Siglo de Oro Español, ya que duro más de un siglo, pero este es otro tema.

Abrazote grandote por acompañar por estos lugares. Y las gracias, como siempre.

Diego Santos.